Cuidado del Calzado

Para mantener tu producto nuevo y conservado por mucho más tiempo sigue estas recomendaciones:

  • Evita mojar tus zapatos, pero si esto ocurre, no los coloques al sol. Déjalos secar en la sombra. No utilices cualquier otra fuente de calor, es decir, no los dejes detrás de la lavadora, no uses secadores de cabello, etc. Si colocas periódico dentro del zapato ayudará a absorber la humedad y mantener la forma del calzado.
  • A la hora de limpiar, no mojes tu calzado o lo sumerjas en agua, pues daña los materiales, el color y la textura. Por supuesto, esto incluye la lavadora.
Independiente del material de tu zapato, la delicadeza al tratarlo es la clave. No refriegues con cepillos o esponjas gruesas. Lo ideal es saber la forma más adecuada de limpieza para cada tipo de material como se recomienda a continuación:

Calzado De Cuero Liso En General

Humedece levemente un trapo suave y pásalo delicadamente sobre la superficie para retirar la suciedad. El consejo es utilizar los productos impermeabilizantes para calzado que existen en el mercado ya que esto evita la absorción de líquidos por el cuero desde su primer uso. Sprays, grasas y pomadas también evitan que se resequen y la aparición de rayones.

Calzado En Cuero Tipo Camurca Y Nobuck

Cepillos de cerdas muy suaves son el principal aliado de este delicado tipo de cuero. Existen cepillos especiales para estos materiales, sin embargo, no son indispensables. Basta con que sean muy suaves y siempre utilizándolos secos.

Calzado En Cuero Tipo Croco Y Cobra

Usa solo franelas o paños suaves y secos. Así es más fácil retirar la suciedad que se acumula en las texturas.

Calzado En Cuero Verniz O Charol

Utiliza solamente las franelas y paños suaves humedecidos. No utilices cepillos pues estos pueden rallar el material.

Otros Cuidados Para Mantener Tus Bottero Siempre Lindos Y Nuevos

Lo ideal es que guardes tus zapatos con formas propias o rellanando su interior con papel periódico. Las botas de caña alta pueden ser rellanadas con revista enrolladas ayudando así a mantener su forma intacta. Los zapatos necesitan respirar, y principalmente los de cuero. Después de un día entero en contacto con los pies, es ideal dejar tus zapatos en un ambiente aireado a la sombra cuando te los quites (evite dejarlos en baños por su típica humedad). El uso de zapatos de cuero por dos días seguidos no es recomendable ya que además de la deformación acentuada del material ellos pueden acumular olores. Para evitar los olores es siempre recomendable la higiene diaria de los pies, el uso de medias siempre limpias y la utilización de talcos. Como puedes ver, con cuidados simples vas a tener tus adorados zapatos BOTTERO siempre listos para usarlos.

Suscribete a Nuestro Newsletter

Teléfono

+57 (301) 426 6152 / +57 (1) 703 8809

Horarios de Atención: Lunes a Viernes 8:00 a.m. - 5:00 p.m.